Rompamos las Cadenas

Alberto Lopez de Maturana.

Los que llevamos años insistiendo en la recuperación del Estado de Navarra, este año que acaba de terminar, nos ha deparado grandes satisfacciones, que no se refieren estrictamente a un avance del paradigma navarro sino por lo acontecido en Cataluña durante el pasado mes de Octubre de 2017.

El pueblo catalán como representante y sujeto político ha tomado las calles y ha impuesto su decisión ante el imperialismo español, haciéndole temblar.

Hemos visto en directo como todas nuestras teorías ideológicas, basadas en años de reflexiones tienen la base suficiente como para demostrarse acertadas, si analizamos lo ocurrido en Cataluña los primeros días de Octubre.

La fuerza que es capaz de desplegar un pueblo lanzándose a tomar el territorio y a ser ellos los que gobiernen, es imparable ante el imperialismo más rancio que uno se pueda imaginar. Las imágenes de las fuerzas armadas españolas expulsadas de los pueblos, ilustran y refrendan perfectamente la fuerza que se puede conseguir cuando un pueblo concienciado es capaz de unirse.

Los catalanes escenificaron las miles de lineas escritas en los manuales para la liberación de los pueblos y mostraron su fuerza y su capacidad de amedrentar al enemigo y hacerle frente, sin miedo y mirando a los ojos, como lo hacen los pueblos con dignidad.

Cataluña ha demostrado con su masivas movilizaciones y su defensa de la idea nacional, la debilidad del Estado Español y ha puesto en clara evidencia también, el grado inimaginable de colaboracionismo que han desarrollado los representantes de muchos partidos llamados nacionalistas vascos aliándose sin descaro alguno con el enemigo de la libertad de Cataluña.

El ejemplo Catalán han desenmascarado, por si alguno tenía dudas, la verdadera cara del nacionalismo vasco que utiliza el disfraz de independentista.

SI se puede conseguir la Independencia de Cataluña y de Navarra, solo hace falta un pueblo que así lo decida. Un pueblo lanzado a la calle, desobedeciendo al gobierno extranjero y poniendo en practica las tácticas que le permitan controlar el territorio y obligar al ocupante a desalojar el país.

Nos quedamos con esa victoria del pueblo catalán , que esperemos sea la antesala de la instauración de la República, como una lección a todos los pueblos oprimidos.

Que tome nota el pueblo español como se deber conseguir la libertad y comenzar su propia transición a la democracia y por supuesto nosotros los navarros, que pese a tener una población ostensiblemente menor que Cataluña, tenemos la inteligencia suficiente como para poder idear una estrategia que libere a este país llamado Navarra, de la continuada conquista. Lo podemos hacer si somos capaces de acabar con la maraña del autogobierno tejida por el poder español y sus colaboradores para que no pensemos como un solo pueblo.

Debe nacer desde nuestro pueblo el liderazgo que diseñe la estrategia que aglutine de una vez por todas, las dispersas fuerzas navarras que trabajan sin coordinación. Es cada vez más urgente la creación que un ente que responda a las demandas de miles de navarros, que no encuentran en el país ningún referente que no sea el nacionalismo vasco-navarro-español.

Una organización popular que sea creada por el pueblo y organizada por él, sin partidos políticos, sin mochilas a la espalda, sin ideologías extranjeras, sin colaboracionístas. Una organización que comience a dirigir la resistencia que este pueblo debe desarrollar si quiere algún día ser libre.

Navarros, en Cataluña hemos visto como se hace, solo falta que de una vez por todas, rompamos

todas las cadenas mentales que nos quitan nuestra dignidad.

No Replies to "Rompamos las Cadenas"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies