Primero ser libres, única manera de ser soberanos

Un pueblo que no ha recuperado su libertad no puede aspirar a ejercerla desde una situación de sometimiento, desde la falta de ésta, desde la imposición. Primero tendrá que arrancársela al que lo tiene dominado y es entonces cuando podrá ejercer y consecuentemente tomar decisiones desde un ámbito soberano. Soberanía y libertad son indisolubles, si no existe libertad no hay posibilidad ninguna de actuar soberanamente y si no existe soberanía es porque no se ha alcanzado la condición básica para ello: la libertad.

En contra de lo que los agentes autóctonos, colaboracionistas con el imperialismo, nos quieren hacer creer, en un país ocupado no existen resquicios democráticos a los que poder agarrarse para tan siquiera vislumbrar un camino hacia la libertad desde la aceptación de esa premisa. Quien reconozca que vivimos bajo el imperialismo deberá en consonancia reconocer entonces que no existe democracia y de la misma manera llegar a la conclusión de que si hubiera democracia entonces no existiría imperialismo.

Hacer compatible el imperialismo con la democracia y la libertad es una maniobra de malabarismo político en la que nuestras “vanguardias independentistas” se han especializado. Para ello necesitan inventar nuevos artilugios que consigan mantener el grado de colonización de su propio pueblo y en esa línea han ideado el último artefacto diseñado para que no nos salgamos del plan que tienen trazado, bajo el eufemismo del derecho a decidir.

La libertad, como el hecho de existir, no es algo que se decida o se deje de decidir, es.

Lo que están planteando no es el derecho a decidir sino el derecho a existir.

Desarrollan esa labor, conscientes de que aquí no se trata de tener derecho a decidir sino poder de decisión. Por que los derechos no son tales por que sean derechos sino por que en un pueblo ideológica y políticamente bien preparado y organizado, surge de éste un poder suficiente para implantarlos como tales.

Esa es la parte que rehúyen y silencian con el fin de que acabemos dudando de nuestro propio cuerpo político y lleguemos a cuestionarnos nuestra propia existencia como pueblo.

No Replies to "Primero ser libres, única manera de ser soberanos"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies