La política es confrontación

Aritz Urtubi Matalaz. ORREAGA (Nabar Estatu Pentsamendua)ko kidea.

“Quien se mete en política, es decir, quien accede a utilizar como medios el poder y la violencia, ha sellado un pacto con el diablo, de tal modo que ya no es cierto que en su actividad lo bueno sólo produzca el bien y lo malo el mal, sino todo lo contrario. Quien no ve esto es un niño, políticamente hablando.” (Frances-Marc Álvaro.)

En un Estado legítimamente constituido que sufre varios ataques escalonados en el tiempo por parte de dos Estados vecinos y que desembocan en invasión y ocupación de sus territorios, sometimiento y colonización de sus habitantes y desactivación de todas sus estructuras estatales, la raíz del problema y sus causantes no pueden en ningún caso perderse de vista y ser olvidada por los que han perdido todo para pasar a ser súbditos de dos Estados extranjeros e imperialistas por la fuerza y en contra de su voluntad.

Si el pueblo ocupado, con su Estado secuestrado, se dirige hacia un proceso irreversible de alzheimer, inducido y bien labrado por las fuerzas de ocupación con la imprescindible colaboración de elementos autóctonos, sus posibilidades de plantear el problema antes mencionado en los términos políticos adecuados se convertirán en un imposible. Con ello desaparece cualquier atisbo de planteamiento táctico o estratégico. ¿Cómo puede un pueblo resolver un problema que ni tan siquiera sabe que existe?

El combate contra la destrucción de la razón, que en realidad es fruto de la ocultación de nuestra procedencia política por parte de los que nos anularon en ese sentido, debe ser el pistoletazo de salida hacia el campo donde plantearemos la batalla.

Parejo debe ir el desarrollo estratégico, que conforman el todo, ya que no se puede engranar la lucha contra la ocupación de manera compartimentada y desconexa, con el riesgo de estancamiento en segmentos que ello conlleva y que a la postre, quite vigor, rigor y agilidad al desarrollo estratégico.

Al ser la política, como acertadamente precisa el autor de la primera frase de este escrito, la determinación de utilizar como medios el poder y la violencia, ésta se convierte en algo demasiado serio como para dejarla en manos de gentes que no son políticas.

Entender lo que precede es entender que la política es, tanto en la práctica como en la teoría, el arte y/o la ciencia de fijarse y perseguir objetivos adecuados a la fuerza de que se dispone. A las ciencias políticas en general, les incumbe el estudio de aquellas relaciones sociales que se originan y/o se mantienen siempre por el ejercicio o la amenaza de la violencia. Pero ni siquiera toda violencia es de carácter político, sino sólo la violencia organizada, duradera y socialmente estructurada.

Este nuestro país, sin embargo, hace una interpretación totalmente a la inversa de lo anteriormente definido, con una tendencia inexplicable hacia el buenismo que no es otra cosa que la anti-tesis de la política y cuyo origen sólo se puede explicar desde una postura frívola, irresponsable e inmadura.

Nuestras ansias de libertad sólo se verán saciadas si interiorizamos que para culminar un proceso de emancipación nacional debemos de disponer de un mínimo de fuerzas suficientes para forzar al enemigo a adoptar medidas en contra de su voluntad.

De nada sirven ventajas parciales, temporales o formales, si éstas desembocan en el abandono de los medios y posiciones políticos fundamentales y estratégicos. Las opciones tácticas sólo existen en el planteamiento estratégico y desaparecen con la ruina de éste.

En resumen, la confrontación política contra quienes tienen pisoteados nuestros derechos, contra quienes nos han determinado por medio del monopolio de la violencia, es la que un pueblo sometido, con su Estado ocupado, debe de plantearse para poder regir su destino desde una centralidad política propia. Un pueblo determinado a recuperar su libertad logrará su objetivo siempre y cuando se la imponga a sus opresores.

 

No Replies to "La política es confrontación"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies