Hacia la independencia careciendo de poder alguno

Hamabost. El representante ordinario de la Corona española en tierras catalanas, Carles Puigdemont Casamajó, dejémonos de eufemismos tipo presidente de la Generalitat o lehendakari de no se sabe qué y llamemos las cosas por su nombre, ha realizado unas declaraciones que cuanto menos las podríamos calificar de sub-políticas.

El susodicho representante de la Corona española hacía referencia a la posibilidad de otorgar la nacionalidad catalana a los inmigrantes que residen actualmente en Catalunya.

Acertaba, desde el punto de vista político, en una cuestión en la que precisaba que eso se podría dar siempre y cuando la Constitución catalana lo permitiese y que ello lo decidirían los catalanes.

A renglón seguido daba una de arena y anunciaba que los inmigrantes no podrían emitir su voto en una hipotética consulta sobre la independencia de Catalunya porque no disponen actualmente de la nacionalidad…(?). ¿Que nacionalidad? ¡La española!

O sea que son los españoles y únicamente los españoles los que están legitimados para decidir el futuro de Catalunya. Ni los inmigrantes, ni los catalanes. Solamente los españoles.

Sin entrar en consideraciones sobre el infantilismo y la poca seriedad del tema de los inmigrantes en relación a su legitimidad de decidir el presente y futuro de un Estado, que de principio, no es el de ellos visto que ellos ya poseen nacionalidad, lo aberrante es que los catalanes no existen y sólo travestidos de españoles, junto a los auténticos españoles y ocupantes, podrán ir todos, bien juntitos y bien revueltos, a decidir el presente y futuro de nos se sabe bien qué.

Para rematar la faena, el susodicho representante de la Corona española en los territorios ocupados de Catalunya, nos deleita con una frase que no tiene desperdicio: “No queremos desentendernos de España, queremos reentendernos”.

El sujeto en cuestión, o mejor dicho, el objeto, no ha entendido aún que las fuerzas de ocupación no llegaron a ningún entendimiento con los invadidos y ocupados para arrebatarles sus territorios, ocuparlos, expoliarlos y asentarse en ellos por medio de la guerra y el genocidio.

Señor representante de la Corona española en tierras catalanas, deje de ostentar ese triste título, dé carpetazo a ser una autonomía de España, elévese a la jefatura del Estado catalán liderando un gobierno provisional que conduzca la resistencia frente a los ocupantes y olvídese de que dentro de España pueda conseguir la libertad de su pueblo.

Por estos lares, en los territorios ocupados del Estado de Nabarra, la situación es aún más patética si cabe. El proceso de desaparición como pueblo se está acelerando a un ritmo nunca visto hasta la fecha. Si bien el transcurso del tiempo nos ha sido totalmente desfavorable desde la desactivación de nuestro Estado, en estos cuatro cientos últimos años, hemos pasado de ser lentamente fagocitados a ser recuperados para entrar en la fase de ser asimilados, antesala de nuestra definitiva desaparición como sujeto político, es decir, como pueblo.

El aranismo, encarnado por potentes direcciones políticas, que no son más que aparatos al servicio del imperialismo, tiene nombres y apellidos (PNV, EH BILDU, SORTU , junto a sus acólitos en lo que llaman “iparralde”, así como varios sucedáneos de éstos que aspiran y están a punto de darse de alta dentro de las leyes y normas de los Estados ocupantes), nos está llevando a una muerte dulce, o no tan dulce…

Se sienten realizados como franceses o españoles y por ello consideran la actual situación de ocupación, que ellos ignoran, como de democrática y donde nuestros carceleros deben de ser aceptados y acogidos con los brazos abiertos en nombre de la pluralidad y de la diversidad. Donde Francia y España deciden como debemos regirnos, cuando y donde.

Los aranistas se muestran seguros y convencidos de que su tesis, que gira entorno a la unión voluntaria en España, a Francia ni tan siquiera la mencionan, va a triunfar y de ese modo conseguir finiquitar cualquier posibilidad de oposición política de nivel estratégico al imperialismo, con Nabarra como eje fundamental de la recuperación de la estatalidad vasca.

Nosotros opinamos que no. Sus planes maquiavélicos (con perdón para Nicolás Maquiavelo) se hubieran podido dar de no surgir la ideología-fuerza entorno a la estatalidad de nuestro único Estado que hemos poseído los vascones y que desmonta y desbarata la ficción del aranismo.

Para llegar a buen puerto, deben de darse dos condiciones políticas imprescindibles de principio, amén de otras que deberán sucederlas.

Debe de haber una fusión entre un gobierno provisional de Nabarra, que surja de la necesidad popular, y las masas populares que se identifiquen con ese gobierno para hacer ingobernables nuestros territorios para los que actualmente gobiernan.

Si ese objetivo táctico se materializase, la segunda condición política ineludible es tener uno o varios aliados potentes en el concierto internacional de los Estados que apoyasen, por motivos de reciprocidad política, tal despliegue de fuerzas por parte la ciudadanía nabarra.

Las dos condiciones deben de ir a la par. No sirve de nada lanzarse al ruedo sin protección y no sirve tampoco de nada protección si no hay intención de lanzarse al ruedo.

Por muy mal que les pese a las fuerzas de ocupación y a sus cómplices indígenas, tienen y tendrán en frente a los que generación tras generación somos los portadores y transmisores de la determinación y la firmeza de un pueblo que nunca se ha rendido ni ha renunciado a lo más preciado de esta vida: su libertad.

1 Reply to "Hacia la independencia careciendo de poder alguno"

  • comment-avatar
    boladevidre Marzo 4, 2017 (7:54 pm)

    😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

    M’estic partint de riure, només d’imaginar la cara que us quedarà quan obriu els ulls i vegeu que comencem a fer un camí independent al vostre. No puc deixar de voler llegir els comentaris que fareu els que bno veieu que ja no depenem ni políticament, ni econòmicament, ni emocionalment d’aquesta Castella disfressada de l’entelèquia que us empenyeu en anomenar “España”, i que per intentar un domini fallit sobre cap dels pobles que han fugit del seu redós ha anat perdent l’una darrera l’altra, totes les possibilitats de progressar en harmonia.

    😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

Dejanos tu opinión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies