Especial Catalunya

Nuestro siguiente numero, el de diciembre de 2017, será dedicado en exclusivo a la situación de confusión que reina en tierras catalanas, donde uno de los sujetos, el pueblo catalán, no ha visto proclamado el Mandato que ordenó ejecutar a quienes no sabemos, a esta hora, si son o no un poder ejecutivo.

Es por ello, que no nos queremos extender demasiado hasta que se viertan las opiniones que aparecerán en pantalla el 1 de diciembre.

Sí queremos adelantar algunas reflexiones, que a nuestro entender, marcarán seguramente los diferentes análisis.

El día 01 de octubre nació un Mandato claro y conciso sobre la base de millones de catalanes que se hicieron con el control efectivo del territorio, de lo que pasó a ser, a partir de ese momento, del Estado catalán en todos los ámbitos e impusieron la independencia.

El día 10 de octubre se produce una confusa asunción del Mandato, que de poco sirve al no ser proclamada la determinación tomada por el pueblo catalán, poniendo en grave riesgo el control del territorio que en esos momentos estaba en manos de la Generalitat gracias al despliegue popular que incluso expulsó de sus territorios a destacamentos de las fuerzas de ocupación que tuvieron que acantonarse fuera de las fronteras catalanas para seguir acechando.

Activar el Mandato hubiera sido iniciar el proceso constituyente del Estado catalán en forma de República con una declaración unilateral de independencia como punto de partida. No es una cuestión baladí, ni una declaración simbólica, desprovista de músculo político.

Ese acto hubiera supuesto dar una paso determinante en la dirección de dejar fuera de la legalidad impuesta al Estado ocupante en los territorios de Catalunya.

Hubiese sido entrar en la arena de la política internacional como sujeto político (Estado), única manera de poder aspirar al reconocimiento de otros Estados. Nadie reconocerá lo que previamente no haya sido implantado e implementado.

La situación hubiese dejado entonces de ser un asunto interno de un Estado para pasar a ser un conflicto internacional, entre dos Estados. Ya no hablaríamos de intervenir una autonomía sino de una declaración de guerra de un Estado dirigida a otro Estado.

En la cuestión de la implementación, ésta se dará si el control del territorio por parte de las autoridades del nuevo Estado se va dando paulatinamente y su efectividad se plasme con el inicio de la retirada de las fuerzas de ocupación extranjeras, cuestión que sólo se puede dirimir a partir del inicio y posterior desarrollo del proceso constituyente y que daría paso a una nueva fase de confrontación.

De momento, constatamos que las empresas posicionadas con el imperialismo empiezan a desalojar el territorio, yéndose sus sedes del territorio catalán. Sólo si perciben una relación de fuerzas en presencia activan esa medida, que puede ser entendida como un movimiento táctico por parte del imperialismo. Cierto, lo cual confirma que existen dos sujetos enfrentados.

La situación no llama precisamente al optimismo.

Hemos visto como el día D, 10 de octubre, Catalunya perdió la iniciativa que era hasta ese momento exclusivamente suya y dio la impresión de haber cedido la posición adquirida, y eso en política se paga muy caro.

Por otro lado, se insiste en eclipsar la independencia sustituyéndola por la democracia, lo cual nos revela que no estamos en una postura de dar de alta de manera inminente a un Estado propio sino buscar primero democratizar al Estado ocupante e invasor.

A parte de ser un absurdo y lo que es absurdo no puede existir, la independencia es previa a la democracia.

Se observa, a partir del 10 de octubre, un total seguidismo de la Generalitat a los dictados del imperialismo, siendo este último el que fija las fechas y horas para contestar a sus “requerimientos” y la Generalitat no opone ningún tipo de resistencia a este estado de hechos, ni en las formas ni en las normas.

Y por fin, el hecho de dilatar la ejecución del Mandato nos puede llevar a pensar que hemos pasado de una situación de insurrección total, a un conflicto blando donde ambas partes tendrían interés en rebajarlo. Aquí se produce un hecho desconcertante donde uno de los bandos rompe la baraja y anuncia que arrasará con todo lo que se le ponga por delante. Puede que esto sea sólo la punta del iceberg y que la intención del imperialismo de embestir al que considera su enemigo abarque a más territorios que Catalunya.

Percibimos que los “gestores” civiles del imperialismo han sido sustituidos en el mando por la cúpula de la autoridad armada con el beneplácito del poder financiero y la recomendación encarecida de Europa de activar esa situación en vistas de erradicar de manera definitiva lo que ellos consideran un cáncer para el continente, cuya metástasis hubiera sido de efectos irreversibles para poner fin a sus criminales propósitos de mantener subyugados a pueblos que en su día fueron atacados, aniquilados, ocupados y actualmente sometidos y colonizados.

Es, lo que de momento, intuimos en cuanto a la evolución de la ofensiva estatalista catalana contra el imperialismo ocupante, donde sí constatamos que existe pueblo, como existen también condiciones para el control del territorio y no sabemos si hay o no gobierno.

Que esa evolución no dé paso a la involución por parte de las autoridades catalanas, lo marcarán las próximas horas y días.

Lo que toca ahora a este medio de comunicación es seguir los acontecimientos hasta el primero de diciembre, fecha de la siguiente salida de este digital, así como tomar iniciativas, y una de ellas, es abrir una sección de FLASH-ADI EGON donde cualquier noticia o texto escrito de referencia saltará a sus páginas en cualquier momento. De hecho, esta misma crónica escrita a 25 de octubre, un día antes de la posible comparecencia del President de la Generalitat en el Parlament, vendrá ya en esta sección.

Por lo cual, adi egon.

 

1 Reply to "Especial Catalunya"

  • comment-avatar
    Aitor noviembre 1, 2017 (2:05 pm)

    El error estrategico y de gran calibre que tuvo el Pueblo Catalan ,fue que no ejercieron la Politica y constituirse como Sujeto Politico en el momento clave.Este fue justo los ultimos 10 dias,hasta el 1-O.Fueron 10 dias en los que el Imperialismo español hizo una ocupacion masiva y ostentosa armada,con detenciones de miembros de un gobierno,y actos de pillaje,provocacion….En ese momento este Pueblo,tuvo la oportunidad historica,como lo hicieron los Paises Balticos(fue una situacion calcada a la de aquellos),de hacer reunirse al Parlamento catalan(con una convocatoria masiva de los patriotas catalanes para la defensa “pacifica” de sus Parlamento y dirigentes) para la proclamacion de la Independencia.

Dejanos tu opinión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies