Dejar de ser gobernados por españoles

Alberto Perez de Maturana.

En todos lo articulos que vamos publicando en este magazine,   insistimos en la idea del Pueblo Navarro, como único sujeto político capaz de inclinar la balanza hacia la liberación. Es el pueblo el que conforma el tronco de nuestra visión nacional y su condición de pueblo que fue libre, le otorga el derecho natural del ser humano de auto-determinarse, cuando él lo crea conveniente.

Esto es demostrar sencillamente que en la manos del Pueblo vasco, esta la decisión de optar como denominar a su Estado, Euskal Herria o Navarra, de elegir República, Monarquía o Auzocracia, pero jamás de poner en cuestión y menos en un referéndum, si existe como pueblo o no.

Trasladar el concepto “derecho a decidir”, una opción básicamente personal, al ámbito político y enlazado con la solución para determinar cual será la relación de los vascos con España, parte del grave error de meter en el mismo saco, a dos pueblos contrapuestos, uno el ocupado y otro el ocupante,

El concepto, también erroneo de utilizar la palabra ciudadanía, deja atrás e inutiliza las herramientas emancipadoras que nos da la historia y el haber sido un Estado libre y desperdicia el arma de la razón que nos da, el haber sido ocupados e invadidos.

Los españoles no renuncia a su historia y pese a intentar esconder su actitud de imperialistas, mantienen en la historia sus derechos sobre los territorios vascos del sur. Por el contrario nuestro presuntos ideólogos vascos, renuncian a nuestra historia y ponen con ello en la bandeja ideológica. la renuncia para todas las generaciones venideras a recuperar nuestra libertad.

Estas ideas están tras nuestra oposición frontal a la campaña que está desarrollando los partidos y plataformas vascas, puesto que nos lleva a una deriva que nos puede hacer desaparecer como pueblo.

Miremos como ejemplo de lo que se nos avecina en , Andalucía, Alandalus que tras las conquistas de Castilla y León perdió sus territorios, perdió sus lengua, perdieron su modo de vida, perdieron sus tierras de cultivos, y perdieron instituciones y gobiernos. El resultado es en la actualidad, una de las regiones más españolas de España.

Que nadie se engañe, la dependencia de España y Francia, y la matemática de la historia así lo demuestra, significa la paulatina y lenta desaparición de la idea de la liberación que mantiene de momento este pueblo y parejo a ello, el arrinconamiento de su cultura al mero ambiente folclórico y cultural de los museos.

Es por ello que los navarros, herederos del estado baskon de Navarra, y esgrimiendo las razones políticas que nos da nuestra nación conquistada, ponemos en la arena política el Poder de decisión contra el derecho a decidir.

Un pueblo que con su poder y su fuerza en un momento determinado, deje de colaborar y obedecer a las leyes españolas, para ejercer la leyes navarras. Deje de ser gobernado por españoles, para gobernarse a si mismo bajo el amparo del Estado Navarro, el Estado Vasco.

No Replies to "Dejar de ser gobernados por españoles"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies