Coherencia

Si buscamos cohesionar la voluntad popular deberemos ineludiblemente realizar un ejercicio de coherencia política, que al día de hoy, brilla por su ausencia.

La unidad, elemento imprescindible para hacer frente al imperialismo es condición básica para afrontar el duro camino que como pueblo deberemos de transitar con el horizonte puesto en la recuperación de nuestra libertad. Esa unidad jamás cuajará si previamente no existe en el seno del pueblo ocupado un ejercicio de confrontación de ideas que permita ir desbrozando los obstáculos con los que nos vamos a encontrar. Dicho de otro modo, no hay unidad posible sin una estrategia política común.

Coherencia política es no aceptar ser determinados por criminales e invasores, no legitimar sus leyes, no acudir a sus urnas convertidas en jaulas para poder mantenernos encerrados, no pagar sus impuestos que no son más que extorsión y el rescate que exige la delincuencia imperialista organizada, no obedecerles en nada y hacerles frente. Coherencia política es acatar las orientaciones de una Autoridad nacional, es desafiar poderosas fuerzas dominantes, es emanciparnos por nosotros mismos, es no mentir jamás, es unidad, es independencia.

Un pueblo subyugado, con su Estado ocupado, no debe, en modo alguno, confiar su liberación a la “sensatez” del imperialismo y sus lacayos. Sólo podrá lograr la victoria fortaleciendo su unidad y perseverando en la lucha. Para ello, debe ante todo, recuperar la razón política, actualmente destruida, y es sólo entonces cuando sus actuaciones podrán cosechar éxitos políticos.

No Replies to "Coherencia"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies