Catalina de Foix Reina de Navarra

Jose Maria Unzueta.

También conocida como Catalina de Navarra (1468 – Mont-de-Marsan, 12 de febrero de 1517), fue reina de Navarra, duquesa de Gandía, condesa de Foix, Bigorra y de Ribagorza, duquesa de Montblanc, de Peñafiel y vizcondesa de Béarn.

La prematura muerte de su hermano mayor Francisco Febo (1483) la convirtió en reina de Navarra bajo la tutela de su madre Magdalena de Francia. Su tío Juan de Foix, segundo en orden de sucesión, amparándose en la Ley Sálica, le disputó el trono entre 1483 a 1492, reanudándose la Guerra Civil de Navarra entre beaumonteses y agramonteses.

En 1484, apremiada por las ambiciones sobre el trono de Navarra, Magdalena de Valois decidió casar a Catalina de 15 años de edad, con Juan de Albret, que provenía de una familia noble en el oeste de Gascuña. El matrimonio tuvo lugar en la Catedral de Notre Dame de Lescar en 1486, pero la coronación de la joven pareja en Pamplona se aplazó hasta 1494, entre otras razones, obligados por la cruenta guerra civil que vivía el Reino de Navarra y después de que se firmó un tratado de paz fugaz con Luis de Beaumont, conde de Lerín, y Fernando II de Aragón (elFALSARIO))

Sin embargo, el matrimonio no obtuvo la simpatía de los beaumonteses, e incluso de los agramonteses. La muerte en Medina del Campo de su hija Magdalena, rehén de Fernando el Católico ( el FALSARIO) en(1504), provocó nuevas guerras entre los monarcas navarros y el conde de Lerín (1506–1508).
La inclinación que sentían los reyes navarros por la política francesa y las negociaciones para casar a su primogénito Enrique, Príncipe de Viana, con una hija de Luis XII de Francia, fueron los argumentos que esgrimió Fernando el Católico (el FALSARIO) para enviar al Duque de Alba a conquistar el Reino de Navarra en 1512. El 25 de julio de 1512, Fadrique de Toledo, duque de Alba, ocupó Pamplona. La familia real tuvo que huir y buscar refugio en el Bearne.

Catalina era una mujer dedicada en cuerpo y alma a sus hijos, lo cual no le impidió atender las innumerables preocupaciones del Reino, por lo que nadie puede negar el hecho que gobernara el Reino Pirenaico junto a su marido, Juan III de Navarra. En el año 1512 tuvo que poner rumbo al Bearne, vizcondado unido al Reino Pirenaico desde el año 1494, para acompañar a sus jóvenes hijos, salvándolos con ello, del invasor español, invasión ilegal comandada por el duque de Alba.

El 23 de marzo de 1513, las Cortes de Navarra, reunidas en Pamplona y a la que sólo fueron beaumonteses, proclamaron a Fernando el Católico (el FALSARIO)”Rey de Navarra”.

La muerte del rey Juan III provoca que Catalina I tome totalmente las riendas del gobierno navarro en una situación extremadamente difícil, ya que los soldados españoles seguían ocupando gran parte del Estado Pirenaico. La reina de Navarra realiza varias tentativas diplomáticas para restablecer la totalidad del Reino, enviando comisiones diplomáticas a Carlos I de España, recibiendo como contestación mentiras agradables, promesas verbales y bellas palabras huecas por parte del rey de español.

Todos los intentos posteriores por parte de Catalina y Juan de Albret por recuperar su reino fueron inútiles; sólo su hijo, Enrique II apodado el sangüesino en 1530, logró reinar efectivamente como Rey de Navarra en Baja Navarra o Ultrapuertos, al replegarse el rey Carlos I de España por el difícil control de la zona.

Catalina de Foix falleció el 12 de febrero de 1517, tras recibir de sus embajadores otra contestación negativa por parte de Carlos I de España. Mandó ser enterrada en la iglesia catedral de Lescar, a la espera de poder ser trasladada a la catedral de Iruñea.

No Replies to "Catalina de Foix Reina de Navarra"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies