Aviso a navegantes

Declaraciones provenientes del campo del imperialismo, con una profunda carga política, avisan clara y nítidamente a los que todavía no parecen haberse enterado en que consiste precisamente esta ciencia, la política.

El ex-presidente del partido popular español, es decir, un extranjero en tierras catalanas, Alejo Vidal-Quadras declaró textualmente: “Fuera del marco del Estado de derecho (el suyo, evidentemente), los conflictos se resuelven por la fuerza. ¿son conscientes de ello los separatistas?”.

De manera simultánea saltaban a los medios de comunicación las revelaciones del ministros de justicia del Reino de España, Rafael Catalá, que lanzaba una diatriba contra el “procés” con la amenaza del artículo 155 de su Constitución como telón de fondo:

“Cuando una comunidad autónoma no cumpliese las obligaciones impuestas por la Constitución (siguen hablando de la suya) u otras leyes, el gobierno (se refiere cómo no, al suyo) podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella (comunidad) al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones”.

Más claro, agua. Están determinados a intervenir en contra de lo que se ha venido a llamar el procés catalán de todas las formas posibles y sin descartar ninguna de ellas, desde la toma de los edificios desde donde se pretende gestar el dicho procés, pasando por la suspensión pura y dura de la autonomía española que ellos mismos se inventaron, hasta la intervención militar directa, es decir, resolver la situación a cañonazos, cosa de la cual nunca se han privado durante toda su historia reciente y no tan reciente.

Es lo que hay. El que no lo vea y se piense que en el año 2017 y en plena Europa occidental eso no puede ocurrir, vive simple y llanamente en el limbo de los justos, o de los locos o de los tontos.

Por si quedase duda alguna, traemos aquí a colación la famosa  declaración del presidente de la II república española, Manuel Azaña, que parafraseando al General Espartero, dejaba bien claro lo que tenía reservado para Catalunya y de paso para todos los que osen cuestionar la sacro-santa unidad de España: ” Una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada cincuenta años. El sistema de Felipe V era injusto y duro, pero sólido y cómodo. Ha valido para dos siglos.”

No es Francisco Franco el autor de esta “perla”, no. Es Don Manuel Azaña, presidente de la II república española, esa que admiramos tanto y que en este mes de abril le rendiremos honores colocando su bandera española en los “ayuntamientos” de nuestros territorios ocupados, ocupados precisamente por ese Estado imperialista cuyo símbolo lucirá con toda normalidad en un ambiente festivo y con la aquiescencia de los autóctonos colonizados. Es una prueba más de que el fascismo, totalitarismo e imperialismo ocupante goza de muy buena salud en nuestras tierras, eso sí, disfrazados y camaleonizados en todas sus vertientes. Pero bueno, esa es otra historia.

Volviendo al tema que hoy nos ocupa, es muy posible que el imperialismo no tenga que recurrir a estas prácticas políticas de manera inmediata visto que enfrente no tiene adversario político ninguno, como tal, y lo que todos intuimos es que la “clase dirigente” del independentismo catalán hará lo de siempre, amagar y jamás golpear.

No puede asestar ningún tipo de golpe político porque no tiene preparadas ni las más mínimas condiciones para ello.

Proseguirá por lo tanto el charlatanismo político al cual tan acostumbrados están los catalanes y lo estamos nosotros por estos lares, para seguir con más de lo mismo, es decir, prometer sin base, ni fundamento, ni ideología, ni estrategia algo que nunca se cumplirá, para desesperación y desmoralización del pueblo ocupado.

Ahora bien, desde el momento en que surja desde el mismo pueblo ocupado una verdadera Autoridad Nacional con mimbres políticos, que surgirá, entonces no se podrá  descartar y habrá que tomarse muy en serio, es decir, en toda su dimensión política, los previsibles movimientos que efectuará el enemigo y adelantarse a ellos, siendo conscientes que éstos no depondrán su actitud ante nadie ni ante nada si no existe la fuerza suficiente para obligarles a ello.

No Replies to "Aviso a navegantes"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies