Sendero peligroso

Nos quieren hacer caminar por el sendero de la amnesia colectiva, donde resulta que una situación de conflicto carece de raíces y sin embargo sí tiene consecuencias. El vasto conglomerado de fuerzas políticas de este país se ha sumado, al completo, a esta nueva visión en donde se sustituye el origen que ha generado un conflicto por sus consecuencias con vistas a su resolución. Ignorar de manera consciente el por qué y propagar la anti-tesis de lo que se ha defendido durante decenios es la clara muestra de una auto-proclamada clase dirigente “independentista” derrotada, sin estrategia, hundida en la sub-política, recuperada y finalmente integrada en la ideología del entramado totalitario imperialista.

Para tener la osadía de hacer público semejante dislate deben de tener muy claro que este pueblo no tiene ya capacidad de reacción ante cualquier tropelía y deben de sentirse muy seguros allanando el camino al imperialismo y ser parte de su estrategia.

Afrontar las consecuencias del conflicto y olvidarse de la raíz que lo propició es franquear la línea roja que te sitúa en el otro bando: el de los ocupantes.

Es negar la existencia misma del pueblo, al que dicen representar, como sujeto político. Negar que este pueblo organizó, mantuvo y se desenvolvió como Estado soberano en el concierto internacional.

Es silenciar la realidad de que ese sujeto político conformado fue agredido, invadido, masacrado, sometido y ocupado por dos potencias extranjeras que implantaron su reinado del terror y fulminaron las instituciones propias de las que se había dotado ese pueblo, que vivía hasta ese momento en libertad.

Poca consideración y menos aún respeto deben de tener hacia su propio pueblo para  ni tan siquiera atisbar una mínima posibilidad de que éste no caiga en la trampa tendida.

 

Olvidan que somos conocedores de la estructura que erigimos como pueblo para ejercer como ente soberano, libre y poderoso.

Preservamos, en el plano ideológico, esa herencia política y es por ello que, al contrario de ellos, sabemos cual es el punto de partida y hacia donde tenemos que dirigir nuestros recursos en vistas a una acción política basada en la acumulación de fuerzas que seamos capaces de reunir, canalizar y vehicular.

La senda está marcada y el peligro localizado.

No Replies to "Sendero peligroso"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies