El “Poder” de Gasteiz

Ahondaremos en denunciar las patrañas vertidas por el imperialismo y sus secuaces locales en cuanto a hacernos creer que disponemos de un parlamento. Se trata en realidad de un parlamento de una autonomía de España bien insertado y encorsetado en todo el entramado político y jurídico de un Estado extranjero que nos convierte en apéndices de él.

Una edificación y unas estructuras coloniales que sólo pueden ser sostenidas por la legitimidad que le pueda otorgar un pueblo desorientado y mentalmente colonizado y con el concurso inestimable y necesario para el imperialismo de las fuerzas colonas presentes en nuestros territorios.

Es tal el grado de perversión política que rezuma de ese antro que hasta una señoría de ese parlamento colonial ha tenido que abandonarlo por orden expresa de sus amos que emitieron una sentencia judicial proveniente del extranjero. El susodicho “parlamentario” acató mansamente su condena, no sin antes publicitar de manera indigna, en todo tipo de medios, sus reverencias y alegatos en favor de los colonizadores ante la incredulidad de los eternos incautos que se pensaron que habían elegido a un representante del poder que de ellos debiera de emanar.

El poder del parlamento de Gasteiz es innegable pero no en el sentido que creían haber entendido los engañados defensores de nuestra libertad. Ese poder ejerce en dirección contraria: es únicamente concebido para profundizar en la colonización mental del pueblo sometido y asentar la ocupación hasta hacerlo desaparecer del todo como sujeto político.

Mientras nuestro pueblo siga creyendo que dispone de parlamento, de gobierno, de economía, de marco territorial, de leyes y de garantías jurídicas, el tiempo corre a favor de los que nos tienen silenciados, secuestrados y ocupados.

Un tiempo valioso que no nos podemos permitir que siga por esos derroteros y que significaría pasar de ser un pueblo en fase de recuperación por parte del imperialismo a certificar nuestra definitiva asimilación e integración por/y en las estructuras de los Estados ocupantes.

No Replies to "El "Poder" de Gasteiz"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies