Anacleto Ortueta

 

Para muchos de nuestros lectores la figura política de este patriota nabarro  les será conocida, para otros muchos no.

Anacleto Ortueta Azkuenaga nació en Olabeaga  el 26 de diciembre de 1877. Facultativo de minas, político e historiador.

Desde el año 1918 se convierte en un destacado miembro del PNV cuando es elegido diputado a las Cortes del Reino de España siendo en esos momentos miembro del Consejo Regional del PNV en Bizkaia.

Tras las disensiones y enfrentamientos que se originan en el seno del PNV entre las facciones Aberri y Comunión Nacionalista Vasca, Anacleto Ortueta, no afecto a la doctrina tradicional de JEL, funda en el año 1930, junto a otros compañeros, un nuevo partido: EAE-ANV.

El 30 de noviembre de ese mismo año aparece “El Manifiesto de San Andrés”, cuya autoría se sospecha sea suya y viene firmado por él y diez firmas más.

En 1932 abandona ANV.

Como podemos comprobar, su actividad política en esos años fue de una gran intensidad y sobre todo de una gran honestidad, siempre centrada en la búsqueda de una alternativa política de nivel estratégico. Es lo que explica su salida del PNV para crear ANV y seguir avanzando, como queda de nuevo demostrado al abandonar, esta vez, ANV.

¿Que sucedió para que Anacleto Ortueta dejase ANV? En realidad no es que dejo ANV como tal sino que llegó a la conclusión de que el paradigma aranista era un callejón sin salida para este pueblo en su lucha por la recuperación de la libertad.

Sus análisis político le llevó a una lógica que otros patriotas suyos antes habían adelantado: al paradigma estatal nabarro.

A la realidad histórica de Nabarra, máxima estructuración del poder político de la cual se dotaron los vascos. Lo consideró como el elemento estratégico hacía donde había que aunar todas las fuerzas del país para recuperar la estatalidad arrebatada.

Intentó abrir los ojos de sus correligionarios del PNV y ANV a esa realidad política, sin cosechar grandes éxitos.

A partir de esos años se dedicó de lleno al estudio y análisis de Nabarra, el Estado político de Vasconia. Dejó para la posteridad tres obras maestras que deben ser hoy en día un referente de obligado análisis para este país para dar el paso hacía el paradigma estatal nabarro que ya avanzó Arturo Campión, en el que Anacleto Ortueta inspiró su pensamiento. Sus tres obras son: “Nabarra y la unidad política vasca” (año 1931); “Vasconia y el imperio de Toledo” (año 1935) y “Sancho el Mayor, rey de los vascos” en dos tomos (año 1963).

Su retirada de la escena aranista no le impidió así todo aceptar el cargo de jefe de la policía interior de las Milicias Vascas al estallar la guerra española de 1936, ante la gravedad del momento y entendiendo que se tenía que poner, como uno más, al frente de la defensa de su pueblo.

Falleció en Bilbo el 7 de noviembre de 1959.

Existen claras similitudes entre lo que vivió Anacleto Ortueta y lo que estamos viviendo al día de hoy un importante sector de este pueblo en cuanto a impulsar esta línea política estratégica basada en la recuperación de la estatalidad propia, y a la vez, volviéndose a producir el mismo rechazo e incomprensión por parte de un sector de este pueblo que anhela la libertad. Nos encontramos ante otra oportunidad histórica, nunca mejor dicho, para salirnos del atolladero en el cual nos ha metido el imperialismo. Esta vez no la podemos desaprovechar.

1 Reply to "Anacleto Ortueta"

  • comment-avatar
    Gaizka Aranguren Mayo 1, 2016 (9:49 pm)

    Anacleto Ortuetak ANV utzi izanaren arrazoi hori froga dezakeen ezer aurkitu duzue?

    Nik dakidala ikuspegi ideologikoen ezberdintasunagatik izan zen. Anacleto eskuinerago zegoen ANV baino.

Dejanos tu opinión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies