Las Sardinas viejas

Alots Gezuraga
Érase una vez un diputado del Pnv en el parlamento español que pedía el derecho de autodeterminación para el Pueblo vasco al jefe supremo de los españoles. ¡Qué risas se echaron los españoles a su cuenta!. Decía que era un derecho internacional, ”un derecho de los pueblos”, que lo habían usado muchos pueblos al caer el imperio ruso (la URSS) por ejemplo.
Pero lo que el tipo del Pnv no entendía, es que a todos esos nuevos Estados, o los que estando bajo el dominio ruso durante años consiguieron recuperar su libertad, los mandamases rusos no les “dieron” nada ni fueron a la Duma o parlamento ruso a reclamarlo. No, el pueblo de esos Estados nuevos como de los que recuperaron su libertad, salieron a la calle, y enseñando su fuerza a los imperialistas, ejercieron el derecho de autodeterminación aprovechando la oportunidad, la debilidad momentánea del Estado imperialista ruso.
El tipo del Pnv espera que, como él defiende la ley española y colabora pacíficamente con imperialismo español–incluso usando su propia policía para ello-, los españoles serán buenos con él, y como son unos demócratas, le reconocerán el derecho de autodeterminación y lo escribirán así, en letras grandes, en el texto sagrado de los españoles: en su Constitución. La inocencia sólo es lícita en los críos, se vuelve estupidez en los adultos y pecado capital en los políticos, o mejor dicho, traición.
Este tipo del Pnv, haría buena pareja con otro, con ése que les pide a los españoles un referéndum de autodeterminación, haría una pareja de “sardina viejas”. Éste segundo sujeto, ha leído en algún sitio que en algunos Estados se ha hecho así, como en Checoslovaquia o Canadá. Pero lo que esta “sardina vieja” no quiere saber es que esos Estados son democráticos, construidos de abajo arriba, donde el pueblo controla al gobierno en gran medida, pero los Estados que tienen bajo su bota militar al nuestro, Nabarra, son Estados imperialistas, hechos por sus mandatarios mediante el poder de sus ejércitos. Por tanto, no cabe referéndum alguno en Estados que no son democráticos, sólo los harán cuando sepan que vayan a ganar, como el referéndum previsto por el rey de Marruecos en el Sahara tras una limpieza étnica previa similar a la que nosotros hemos vivido en los 70.
De lo que estas “sardinas viejas” no se enteran es de que: aquí no hay democracia por tanto no se conseguirá “democráticamente” el derecho de autodeterminación, ni lo escribirán lo españoles en su Constitución y ni se votará en referéndum alguno. Esto es Estado conquistado mediante las armas, dividido el pueblo en territorios para su mejor control y asimilación, gracias a la colaboración de políticos “vascos”.
Nosotros no tenemos que autodeterminarnos, ya lo hicimos el 15 de agosto del 778 en Orreaga, como se autodetermina un pueblo: demostrando nuestra fuerza, enfrentándonos a los imperialistas de entonces y desde entonces somos nabarros pues no hemos renunciado jamás a serlo.
Lo que tienen que hacer los españoles y franceses si quieren vivir en democracia, es sacar sus tanques y ejércitos de nuestras calles y los nabarros lo que tenemos que hacer es unirnos para obligarles a que lo hagan. Que los imperialistas renuncien sin presión alguna a seguir explotando a los nabarros es de una “inocencia” patética.
En los años anteriores a la autodeterminación de Eslovenia, las encuestas hechas por los imperialistas, señalaban que sólo el 18% de los eslovenos querían la independencia. Cuando llegó el momento del referéndum, éste se convocó pese al gobierno servio (lógicamente) y se ganó con el 70% de los eslovenos a favor: un referéndum de autodeterminación se hace para ganarlo y como justificación de lo que ya ha decidido (ganado) previamente el pueblo-
En las encuestas hechas por los españoles (la UPV), nosotros en todo el territorio de nuestro Estado, estamos el 30% a favor de la independencia y otro 30% “según las circunstancias”. Entonces, ¿quién está parando la fuerza liberadora de este pueblo? Yo os lo diré: las “sardina viejas”
Nota: sardina zaharrak o viejas, en el euskara de los “mugalaris”, son la pareja de la Guardia Civil.

No Replies to "Las Sardinas viejas"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies