El Imperialismo

Eider Mtez. de Lopidana

Orreaga Nabar Estatu Pentsamendurako-kidea

La ideología Imperialista niega ya en idea la misma existencia del Pueblo Vasco, ó Nabarra que viene a ser exactamente lo mismo, para mejor destruirlo en la realidad. La Constitución, las leyes, la administración, la jurisprudencia, la doctrina y la propaganda monopolistas del Imperialismo franco­español, Nabarra no existe, y lo que no existe no tiene derechos. En lugar de naciones y pueblos, el Imperialismo establece demarcaciones territoriales administrativamente determinadas e identificadas, simples fragmentos pasivos e inertes de España y Francia, incapaces de acceder a la vida social, política o jurídica, sin más leyes ni más derechos que los que otorgan los pueblos y los Estados que detentan el poder político.

El Imperialismo absoluto se define por lo ilimitado de los fines, el Imperialismo total por lo ilimitado de los medios. El Imperialismo español y francés es aquí un imperialismo absoluto. No tiene por objetivo la simple subyugación temporal o permanente, la dominación cultural o económica, la espoliación o la explotación del pueblo agredido y totalmente ocupado, es decir el nuesto, Nabarra, sino su destrucción nacional racial, lingüística y cultural como pueblo; su liquidación y sustitución por el invasor mediante la solución final y el genocidio.

Por otra parte, la Constitución y la República francesa establece que no hay en su territorio otro pueblo que el francés. Lo confirmó el Consejo Constitucional para desvirtuar una equívoca o extravagante iniciativa de la propia presidencia de la República; y la CEE designó como presidente de la Comisión de arbitaje al mismo presidente del Consejo constitucional francés, confirmando con su simple nombramiento da la política de la Comunidad sobre la cuestión nacional. La Comisión de arbitraje no arbitró nada, pero aprovechó la ocasión para negar expresamente el derecho de autodeterminación de todos los pueblos.

El negacionismo ha sido repetidamente confirmado por los institucionalistas que reducen el “pueblo vasco” ( Nabarra) a una adscripción administrativo-­territorial. “Son Vascos los que viven y trabajan aquí”. Un “nacionalismo Vasco” que mantiene tales principios y prácticas es nacionalismo español y francés puro y duro, por mucho que se juegue con las palabras para falsificar y confundir las ideas. El “gobierno autónomo” de la Cav no es un logro político del institucionalismo , es la adaptación programada por el Estado español para evitar el desborde del régimen político unitario por la presión democrática del Pueblo vasco (nabarro). Las instituciones y servicios auxiliares de la autonomía-trampa, son parte activa de la administración colonial del Estado ocupante al que pertenecen, proporcionándole los cuerpos indígenas de proximidad que la organización colonial necesita y pone a punto. Totalmente desprovistos de poder político, estos órganos administrativos locales, llamados pomposamente “gobiernos” por los gobiernos de verdad que los ha creado, hacen suyos, contra sus propios administrados, la violencia, el terrorismo y la corrupción constitutivos del régimen colonial.

Todo régimen Imperialista o colonial se funda y reposa sobre la violencia y el terror, sobre fuerzas armadas permanentes de guerra y dominación. La violencia, el terrorismo de guerra y de Estado, alcanzan naturalmente su plenitud al servicio del Imperialismo absoluto.

Como los nacionalistas de España y Francia han hecho siempre que han podido,persiguen la solución final mediante la violencia, el terrorismo, la colonización, la exclusión y la liquidación de los Estados y los pueblos oprimidos. El objetivo, los medios, la estrategia histórica son los mismos, no han cambiado nunca y encuentran la adhesión de la casi la totalidad de las fuerzas materiales y espirituales de los Estados ocupantes.

El Imperialismo español y francés es aquí un Imperialismo total. Utiliza sin limitación todos los medios disponibles para someter y destruir a los pueblos. Encarcela, tortura, roba, excluye, amenaza, persigue, amordaza a quienes se atreven a resistir a sus dictados.

Los intereses del fascismo y del imperialismo en el mundo actual les impiden representarse tales como son. La ideología democrática universalmente pregonada obliga a todo régimen totalitario a cubrirse y justificarse con ella. Cuanto más reaccionaria es la política de los Estados Imperialistas , más se camufla cuidadosamente detrás de frases pomposas sobre la libertad, la democracia, “el mundo libre”,…

El régimen establecido se prevale ahora, como fundamento ideológico de su postulada legitimidad democrática, de los temas y fetiches tradicionalmente considerados “de izquierda” un orden “democrático, natural, pacífico, no­violento, fundado en la ley, el voto de los ciudadanos, las elecciones libres, la voluntad de la mayoría, la razón, la persuasión, el diálogo, los pactos, la palabra dada, el consenso, el Estado de derecho, la Constitución, las reglas del juego”.

Pero semejante régimen político nunca ha existido y no existirá jamás, ni aquí ni en ninguna parte. Lo que en pura lógica formal es absurdo no puede existir, pero la propaganda monopolista, con el apoyo de los institucionalistas, hace creer cualquier cosa a los tontos útiles que el régimen totalitario fabrica a mediáticas manos llenas.

Las “instituciones” sirven al poder político que las establece, para eso están hechas. Mientras la relación estratégica de fuerzas sea lo que es, nada podrá cambiarlas. Si se muestran deficientes para la tarea, se cambian por otras más eficientes. Es de orden institucional.

La determinación del comportamiento por medio de la fuerza fija los límites infranqueables de eventuales reformas y adaptaciones o administrativas que el Imperialismo puede acometer u otorgar. Nunca procederá a una “devolución” total ni parcial del poder político que la represión consiga monopolizar. Sólo los cómplices y colaboradores locales del Imperialismo pueden “ignorarlo” y abrigar ilusiones al respecto.

No Replies to "El Imperialismo"

    Dejanos tu opinión

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies